Aprende a depurar tu cuerpo a través de los baños de pies!

Los pies cumplen un trabajo primordial en nuestro cuerpo, pues no solo nos mantienen levantados para lograr realizar nuestras actividades cotidianas, sino que también tienen una conexión especial con cada órgano y célula de nuestro cuerpo. Puedes relajar tu cuerpo con solo emplear masajes en tus pies que no te llevarán más de 10 minutos, y en caso de que contienen muchas toxinas en tu organismo, puedes limpiarlo remojando tus pies en agua caliente y con diferentes sales naturales.

Depurar el cuerpo con baños de pies

Los baños para los pies son muy comunes actualmente porque te inducen en un nivel de relajación total, es decir, destensan todos tus músculos corporales y los nervios cerebrales, de hecho, es muy normal que después de cada baño sientas algo de sueño ya que comienza el proceso de desintoxicación. Ahora, toma nota para que emplees cuanto antes cualquiera de estos baños para los pies.

Baños especiales para la relajación del cuerpo

Remojos con arcilla:
Mezcla en un recipiente amplio donde puedas colocar tus pies, media taza de arcilla bentonita, media taza de sales Epsom y de manera opcional puedes agregar el aceite esencial que sea de tu agrado. El recipiente debe contener abundante agua caliente para tener mejores niveles de relajación. Una vez realizados todos los pasos anteriores, procede a remojar tus pies en el agua por 20 minutos.

Baño con sales Epsom:
En una bañera para pies, viertes un poco de agua caliente y agregas media taza de vinagre de manzana, ½ taza de sales epsom, un cuarto de taza de sal marina y de bicarbonato de sodio. Si quieres puedes mezclarlas con aceites esenciales, todo queda a tu criterio. Para este baño debes dejar remojando tus pies por media hora, así la irritación de la dermis irá reduciendo poco a poco, y la tensión de tus músculos desaparecerá a medida que va transcurriendo el lapso de relajación corporal.

Baño completo con agua oxigenada:
El modo de empleo de esta receta es diferente debido a que no solo vas a remojar tus pies, sino que también lo harás con todo tu cuerpo en una tina. Allí vas dejar que el agua llegue hasta la mitad de la tina, es necesario que esté caliente, o tibia. Luego agregas dos tazas de agua oxigenada y una cucharada de jengibre en polvo. Sumerge tu cuerpo por media hora y siente cómo cada parte de tu cuerpo deja de sentir tensión.

Propiedades de las sales Epsom
Las sales Epsom contienen grandes niveles de magnesio, este ayuda de diferentes maneras al organismo.

Fortalece las articulaciones y músculos
Mejora el sistema circulatorio, así evita problemas arteriales y obstrucciones.
Relaja el sistema nervioso
El sistema anímico sufre cambios positivos gracias a que el magnesio estimula la producción de serotonina
Ahuyenta el estrés, ansiedad, cansancio y malestares esporádicos por virus ambientales.