3 Hábitos para prevenir la hinchazón, indigestión y reflujo ácido!

La comida es uno de los mejores placeres de la vida. No hay sensación mas buena que la que sientes cuando te comes hasta el último bocado de tu alimento favorito, sobre todo si se trata de comidas rápidas que no comes a menudo pero que siempre se te terminan antojado. Pues bien, en realidad consumir estos alimentos no es del todo malo si se ingieren esporádicamente, sin embargo, la manera en que los consumas influirá de cierta manera en el proceso de digestión. Los nutricionistas recomiendan algunos métodos sencillos para prevenir la inflamación del estómago y una posible indigestión.

Hábitos para prevenir la hinchazón

Las indigestiones causan una sensación de malestar estomacal como dolores, gases y cólicos. Es imprescindible saber cuales son los alimentos que causan estos malestares, mientras se consumen solos no tiene mucha influencia en nuestro estómago, pero al combinarlos, la cosa cambia pues estos causan cambios radicales en la digestión y pueden traernos problemas graves. Ahora, conoce estos 3 métodos infalibles para evitar la acidez y dolor estomacal producto de la indigestión.

3 formas de evitar malestares estomacales

No bebas demasiada agua mientras comes:
Lo ideal es beber agua en pequeños sorbos para ayudar que la comida llegue al estómago sin mayores problemas, sin embargo, cuando ingieres mucha agua solo logras que el ácido estomacal encargado de reducir y absorber los nutrientes los alimentos, no trabaje de manera correcta. Es como si en realidad inundas tu estómago con agua innecesaria y perjudicas el funcionamiento del estómago y ralentizar la digestión, produciendo gases y dolores en el órgano.

No beber agua templada al momento de las comidas:
La primera razón por la cual no debes ingerir agua fría, es porque violenta los vasos sanguíneos, entonces el organismo en vez de trabajar para lograr una buena digestión, emplea sus funciones para regular la temperatura corporal. Por otro lado, está el hecho de que si consumes alimentos grasos y a la vez bebes agua, se endurecen las grasas y se vuelven mucho más difíciles de diluir. Procura beber agua a temperatura ambiente y, como anteriormente señalamos, que sea en sorbos pequeños.

Evitar combinar las proteínas con el almidón:
Es importante saber que las proteínas tienen un lapso demasiado lento a la hora de la digestión, mientras que los almidones se eliminan demasiado rápido, entonces cuando combinas ambos componentes en tus comidas, la digestión se vuelve pesada porque las masas en vez de transformarse, esperan la digestión de las los alimentos con proteínas. Esto hace que se formen gases en el estómago porque las harinas luego de un tiempo sufren de fermentación, esto puede irritar tanto el estómago como los intestinos al momento de la depuración de toxinas.

Toma en cuenta todas estas observaciones y evítale a tu cuerpo trabajos y malestares innecesarios. Recuerda que mientras más sano comas, menos posibilidades tendrás de sufrir dolencias y enfermedades.